Cada vez que esta hermosa perra va a visitar a su apuesto vecino, sabe que la noche va a terminar en sexo intenso y descontrolado. Este chaval quiere probar nuevas prácticas con ella y como hay tanta confianza entre ellos, esta morena ha aceptado sin saber a qué se enfrentará.