Todos los viernes en las tardes, esta madurita se reúne con sus amigos de infancia para ponerse al día con todo lo que ocurre en sus agitadas vidas. Para drenar el estrés, esta zorra siempre se ofrece a ser objeto sexual de todos estos pervertidos.