El empleado favorito y confiable de Jim no sabe negarse a las tetas enormes de la infiel. Si la complace promete hablarle bien de él a su esposo para promover al joven de la polla enorme. Oh pero que delicia correrse en la boca de la jefa.