880 Vistas
Cada vez que esta tetona conoce a su nueva víctima, siempre se fija en algo: lo ajustado que le quede el pantalón en su entrepierna, si el fulano en cuestión no cumple con este requisito, ella lo descarta automáticamente. Por fortuna, este negro ha pasado la primera prueba.