A este hombre le fascina castigar a las mujeres y más si tienen unas tetas gigantes, amarrándolas con distintos juguetes eróticos, pinzas de ropa y un sin fin de objetos que le generan dolor y un placer que no se puede describir.