Con la excusa de querer complacer a su esposo en un cuckold, esta perra ha llamado a dos de sus amigos para tener sexo sin el remordimiento de serle infiel a su pareja. Al parecer este plan maestro le resultará muy bien a esta habilidosa zorra.