Todas las tardes, esta hermosa ama de casa llama a su mejor amigo para charlar por unas cuantas horas antes de que llegue su esposo. A medida que ha pasado el tiempo, esta visita se ha convertido en el momento perfecto para ella cometer sus infidelidades.