2650 Vistas
Urgida de tener sexo y liberar el estrés de la semana, esta perra ha llamado a su vecino para que la visite un rato y así poder "ponerse al día". A medida que va pasando la noche, este fulano se irá dando cuenta de que las intenciones de esta perra no son tan inocentes como él creía.