893 Vistas
Un paseo común y corriente para este chofer, pronto se convertirá en una ruta tan erótica, que no tendrá más opción sino parar el coche para darle su merecido a la zorra que intenta seducirlo. Tal parece que esta gorda sádica va a lograr follar con este pervertido, cayendo éste en su trampa.