Una reunión entre amigas y uno que otro chaval, muy pronto pasará a ser una intensa escena erótica en donde se aplicará la regla de que puedes follar con quien te plazca (sea hombre o mujer), siempre y cuando no digas nada de lo que ocurrió a personas que no hayan asistido.