Una mujer tranquila hasta que se desnuda y deja ver el corset que esconde del mundo. Al tío le encanta ella, su lencería sexy, sus tetas blancas y sus sexis medias. Masturbarse el uno al otro es el paso previo al sexo duro.