vecinomiron
Hacía mucho que esta tía había notado que se vecino siempre la observaba, y al contrario de molestarse por el mirón, le causaba mucho morbo y excitación. Decidió invitarlo a su casa y ahí darle lo que tanto anhela, su coñito vicioso y jugoso.