Es más de medianoche y esta tía no puede conciliar el sueño, baja a la cocina por un poco de leche caliente y ahí encuentra al señor de la casa, un tío cachondo que al ver a su empleada casi sin ropa no pudo contenerse y se la folló.